EL GUERRERO DEL ANTIFAZ

C U A N D O    P U D O    S E R    C I N E

El Guerrero del Antifaz entre moros y cristianos

Visión óptima con Internet Explorer a 1024 x 768


En marzo de 1981 apareció el primer ejemplar de la colección "El guerrero del Antifaz" en tomos que contenían entre cinco y siete aventuras empezando lógicamente por el número uno. Se trata de la colección "Homenaje a Manuel Gago" y en varios de los ejemplares la Editorial Valenciana publicó en las contraportadas artículos acerca de este artista.

Cuando pudo ser cine

Allá por el año mil novecientos sesenta y tantos, muy poco si no me falla la memoria, llegó a mí desde Madrid un inolvidable amigo para informarse sobre la posibilidad de hacer una gran película.

Sabía mi cargo en la entonces Editorial Valenciana y creyó que podría allanarle el camino para que la empresa que proyectaba producirle tramitase, después de la información que pudiera facilitarle, las gestiones necesarias para llevarla a cabo.

En aquella ocasión el propietario de la Editorial se hallaba de vacaciones y no pude presentarle al emisario que se había dirigido a mí para estudiar la posibilidad de realizarla. Se trataba de hacer, según me dijo, un gran película basada en las famosas aventuras de EL GUERRERO DEL ANTIFAZ.

Como se trataba de un propósito, según mi amigo Guillot, muy relacionado en Madrid con la gente del cine, directores, productores, actrices, actores, decoradores, cameramans, a él, por ser valenciano, le encomendaron la gestión de dar los primeros pasos.

Tanteé a Manuel Gago sobre la posibilidad de que se hiciese una película basada en sus aventuras de EL GUERRERO DEL ANTIFAZ y se mostró muy dispuesto y satisfecho por la idea; pero como no era yo quien debía confirmarlo dejé tal y como estaban las cosas hasta esperar las resoluciones que se tomaran.

Unas semanas después, otro amigo, también del cine y residente en Madrid, director entonces de una productora cinematográfica, llegaba a Valencia y me invitaba a comer con él en un restaurante de la playa donde acudí y charlamos extensamente.

La charla giró en torno a la película EL GUERRERO DEL ANTIFAZ. Le dije que de saber el motivo de aquella comida habría sido eficaz invitar a ella a quienes podían decidir sobre la misma, es decir, el editor y el dibujante. Pero, según mi amigo Villalba, esto se haría después. Mientras era conveniente que yo callase. Convenía así porque, si se divulgaba la idea, podían surgir competencias que encareciesen la realización del film.

Me enteré por él lo que suponía atender a los derechos del editor y el dibujante, que tendría que realizar unos dibujos para ciertas secuencias del film. Pero tenía plena confianza con llegar a un acuerdo llegado el momento de entrevistarse con los mencionados. Como el guión, basado en las aventuras creadas por Manuel Gago, estaba a punto para que él lo revisase, sólo faltaba que el productor aceptase el presupuesto para realizar la entrevista que diese luz verde para la filmación de la película. Yo tenía que seguir callado y así lo hice.

Mucho tiempo después me enteré que se había abandonado la idea ante la dificultad que encerraba la gran lista de personajes que se necesitaban. Más de veinte principales en la adaptación que se había hecho de la obra que sobrepasa los doscientos.

De todo lo escrito doy fe. Lo que ignoro es si ese segundo intento de filmar EL GUERRERO DEL ANTIFAZ que al parecer llevó a Manuel Gago a Madrid hace muy pocos años, era para realizar aquella idea que frustrara la precaria situación de nuestro cine.

J. Soriano Izquierdo para el número 37 de la colección HOMENAJE A MANUEL GAGO.

Es interesante destacar que, según explica Fernando Bernabón Gil en el tomo 1 de Quirón Ediciones "El Guerrero del Antifaz. 50 Aniversario", años más tarde, durante los años 70 o principos de los 80, hubo otro intento de realizar una película basada en las aventuras del Guerrero del Antifaz, cuando la productora madrileña Globe Films se puso en contacto con Manuel Gago a través de Arturo Ruibal colaborador de la revista "La Gaceta Ilustrada" para explicarle el proyecto. Manuel Gago fue a Madrid desde Valencia para autorizar con su firma la película y por ello recibió un modesto cheque. "... el abogado de la productora hizo una rutinaria comprobación y la sorpresa paralizó al dibujante: Los derechos de su obra no le pertenecían, pues la Editorial Valenciana, para la que él trabajo, había registrado el título. Gago devolvió el cheque, se rompió el papel firmado y regresó a Valencia. La película no se hizo...".



EL GUERRERO DEL ANTIFAZ

Envia tus mensajes a mi dirección de E-MAIL:
MBAYONA@teleline.es

(C) Copyright Mariano Bayona Estradera - 2004