EL GUERRERO DEL ANTIFAZ. LAS NUEVAS AVENTURAS
NUEVAS AVENTURAS DE EL GUERRERO DEL ANTIFAZ

Las aventuras exóticas de El Guerrero del Antifaz

Visión óptima con Internet Explorer a 1024 x 768


Iniciamos en esta página la reproducción de las 110 portadas de "Las nuevas aventuras de El Guerrero del Antifaz", que se podrá hacer realidad gracias a la colaboración de mi amigo Casto Correa de Vigo, afincado en Trintxerpe. Entre los dos deseamos mostrar a quienes son aficionados al Guerrero del Antifaz, esas 110 portadas que supusieron la última producción de las aventuras de Manuel Gago García interrumpidas debido a su fallecimiento. Dejo la introducciòn en el siguiente texto escrito por mi amigo Casto:

Las nuevas aventuras de “El Guerrero del Antifaz”, comienzan con el desembarco y ataque, en el levante español, de una banda de piratas samuráis encabezada por un personaje con una extraña armadura llamado "Máscara de hierro". En la 3ª página nos encontramos con los Condes de Roca que viven felizmente desde su última aventura en el último número de la primera colección de "El Guerrero del Antifaz", el 668. En esta página llega un mensajero con las malas nuevas para poner en antecedentes de lo que ocurre a Don Adolfo; dicho mensajero le cuenta que unos piratas que parecen orientales, están invadiendo el territorio y al parecer le están buscando a él y que no hay nada capaz de contenerles y no conocen la piedad. Desde ese momento, Don Adolfo de Moncada se vuelve a convertir en “El Guerrero del Antifaz” y sale al frente de los suyos al encuentro de los piratas invasores capitaneados por “Máscara de hierro”.

En esta 2ª parte de “El Guerrero del Antifaz”, los dibujos y composición de las páginas están ya configuradas para el formato vertical en el que se editan por primera y única vez con fecha: 06-01-1979, para el primer número y fecha : 07-02-1981, para el numero 110, último de esta colección por fallecimiento de su autor, Manuel Gago García, dejando esa aventura inconclusa y con un artículo de J. Soriano Izquierdo, resumiendo el arte de Manuel Gago y su trayectoria.

1-2 3-4 5-6 7-8 9-10 11-12 13-14 15-16 17-18 19-20 21-22 23-24 25-26 27-28 29-30 31-32 33-34 35-36 37-38 39-40 41-42 43-44 45-46 47-48 49-50 51-52 53-54 55-56 57-58 59-60 61-62 63-64 65-66 67-68 69-70 71-72 73-74 75-76 77-78 79-80 81-82 83-84 85-86 87-88 89-90 91-92 93-94 95-96 97-98 99-100 101-102 103-104 105-106 107-108 109-110

La transición de las clásicas a las nuevas aventuras

NUEVAS AVENTURAS DE EL GUERRERO DEL ANTIFAZ 1NUEVAS AVENTURAS DE EL GUERRERO DEL ANTIFAZ 110

Portadas de los números 1 y 110

Presentamos aquí algunas de las tramas argumentales de las nuevas aventuras, para comprender un poco el cambio de época con respecto a las clásicas. El texto es de mi amigo Casto Correa de Vigo, afincado en Trintxerpe y a quien debemos por su colaboración, el conocimiento de esta última etapa de las Nuevas Aventuras de El guerrero del Antifaz:

Las nuevas aventuras

  En el nº 9 de "Las nuevas aventuras del Guerrero del Antifaz" titulado "La jugada del impostor" se presenta en el castillo del Condado de Roca y ante Ana María, un impostor que se había estado haciendo pasar por el Guerrero del Antifaz y que intenta seguir con la farsa ante la esposa y amigos de Don Adolfo de Moncada (el verdadero Guerrero). Después de una serie de vicisitudes y aprovechando que Ana María sufría de amnesia, este sujeto mantiene relaciones intimas con Ana María en contra de los deseos de ésta, ya que un sexto sentido le indica que pasa algo raro y en su fuero interno sabe que éste no es su esposo y así se lo hace saber a su gente, pero no la creen y aunque Ramiro lucha con él pues no reconoce su comportamiento y por un momento piensa que está loco o es un impostor ya que se comporta como un déspota, finalmente se enfrentan en una lucha brutal, siendo herido Ramiro por el falso guerrero con un anillo en forma de aguijón de escorpión emponzoñado, acabando así esta pelea. Más tarde y en el nº 10, vuelven a luchar dando muerte Ramiro al falso guerrero con sus propias manos y sin saber a ciencia cierta que sea un impostor. Mientras tanto el verdadero guerrero es conducido en una nave tunecina prisionero, hacia un mercado de esclavos, para ser vendido como tal en compañía de otros hombres. En el nº 11 es vendido como esclavo a una bella sultana.

En el nº 13, Ana María, ya recobrada su memoria, le confiesa a su buen y fiel amigo Ramiro su temor a volver a ser madre por segunda vez, montando en Cólera el fiel Ramiro por las consecuencias de no haber sabido descubrir a tiempo al impostor y que a su amada Ana María no le hubiera ocurrido tal desgracia.

En el nº 21 y ya de regreso Don Adolfo, Ana María le confiesa a su esposo que está embarazada, llevándose éste una grata sorpresa, hasta que Ana María le cuenta que ese hijo es del impostor. Entonces el Guerrero reacciona diciendo que no quiere ese hijo (penúltima viñeta de la pág. 6 que si nos fijamos en la postura de su mano derecha, bien podría estar empuñando una espada que no se ve, pero que en la ultima viñeta de la misma página se ve como la suelta y se arrepiente de su reacción anterior.

En el nº 26 llega al Castillo de Roca un monje con el cual se entrevista Ana María y le dice que quiere morir antes de que nazca el niño, contestando el monje que la iglesia no acepta el suicidio y tampoco matar a un niño por impuro y bastardo que éste sea, a lo cual Ana María contesta que esto último jamás lo había pensado. El monje le propone que entre en su convento y que con las penitencias que él le dicte, el Guerrero volverá a ella y que el niño que nazca también sufrirá su penitencia. En ese momento entra Ramiro llamando falsario al monje y ahí acaba el cuaderno. Ya en el nº 27, y después de una fuerte discusión y tras decirle Ramiro que él no representa a la iglesia y que se marche de allí si no quiere que lo arroje al foso del castillo, el monje amenaza con que tiene amigos inquisidores y que será quemado por blasfemo, y mientras Ramiro es sujetado por varios soldados, le dice que duda mucho que represente a Dios y a la Iglesia. Ana María se enfrenta al monje haciendo que suelten a Ramiro y el monje y su séquito se van del castillo no sin antes lanzar graves amenazas de enviar a los inquisidores. 

En el nº 31, encontramos a Ana María en el convento del presunto monje cicuta, que así se llama el ínclito personaje, y como también se puede ver en la portada de dicho cuaderno, titulado "el falso monje", Ana María está atada a un poste sobre una hoguera, de esta forma acaba este numero. En el cuaderno siguiente nº 32,  Ana María es salvada in extremis de la hoguera por su fiel y enamorado Ramiro.

Como se puede apreciar, estas aventuras no solo están basadas en peleas y luchas, si no que también se argumenta la vida intima de sus personajes e  incluso se plantean problemas que en la época en que se realizan son de actualidad y lo siguen siendo hoy en día.

Escena de acción en el número 43

  Después de todo lo sucedido, Ana María se siente muy enferma y es conducida por Ramiro en compañía del pequeño Adolfito hacia la casa de la familia de Ramiro perseguidos de lejos por el "venenoso" monje Cicuta, pero Ramiro al ver que Ana María está muy grave y temiendo que no llegara a su destino, la lleva en brazos hasta una casa donde vive una joven bruja y curandera, pidiéndole que haga todo lo que esté en su mano por su adorada Ana María. La joven hace todo lo que puede por ella, pero no obstante Ana María sufre un aborto espontáneo (esto ocurre en el nº 33). Por fin, en las eficaces manos de la curandera acabará por ponerse bien, no sin antes ser secuestrada otra vez por el dichoso e inefable monje Cicuta que resulta ser un impostor llamado  "El Escorpion" y un fornido secuaz, algo más tarde será rescatada por su esposo, resultando muertos los dos malvados (nº 34). A Nora la joven y bella curandera la volveremos a ver a lo largo de la colección, pues pasa a ser otro de los personajes secundarios de la del Condado de Roca, aunque solo la veremos en contadas ocasiones.

Los que seáis aficionados a la etapa clásica del Guerrero del Antifaz y no conozcáis "las nuevas aventuras..." es posible que al ver las portadas, os preguntéis qué hace un personaje femenino y oriental vestida con un kimono verde (algunas veces amarillo) en la mayoría de las portadas de que constan los 110 cuadernos de esta colección, por si alguien siente la curiosidad os haremos un pequeño resumen.

Este personaje sale por primera vez en el nº 4, pagina 11, ultima viñeta, cuando el Guerrero se encuentra en una situación comprometida y tiene que trasladar a un lugar seguro a una esclava negra herida, ésta le indica que la lleve a casa de Li Chin, que así se llama el personaje en cuestión, pues es una buena chica y les ayudará. Así lo hace el Guerrero y comienza esta relación. Poco a poco la muchacha se va enamorando del Guerrero hasta llegar al punto de tener sus mas y sus menos con algunas "odaliscas" y "personal" del género femenino en general que se disputaban los favores de nuestro amigo, incluso cuando Don Adolfo vuelve a casa llevando consigo a Li Chin. Esta marca su territorio ante Ana María y cuando le da la bienvenida Li Chin contesta; "quiero estar siempre al lado del Guerrero Enmascarado". Por supuesto Ana María se queda helada y se da cuenta de que la joven está enamorada de su esposo y así se lo hace saber a Adolfo, contestando éste que la muchacha está sola en el mundo y no la pueden abandonar a su suerte. Al final de este mismo numero, el 21, el Guerrero vuelve a partir en busca de nuevas batallas contra los enemigos de su patria y por supuesto Li Chin sale detrá de él, sentenciando mientras ve al Gerrero alejándose; "solo la muerte me separará de ti, amigo".

Entre aventura y aventura y aprovechando un momento de "debilidad" del Guerrero cansado de tantas batallas y pensando en su querida Ana María, éste se queda agotado en la cama, mientras al parecer Li Chin vela "el reposo del guerrero". Esto ocurre en el nº 27 página 13 y en la página siguiente se ve al Guerrero vistiéndose al lado de la cama donde está acostada Li Chin ¿¿¿...???

Las aventuras y luchas de Li Chin y el Guerrero siguen hasta el final de la colección casi sin separarse, parecen hermanos siameses, aunque en muchas ocasiones también estén el resto de sus antiguos compañeros de siempre. En el nº 102 página 12 dejamos de ver a Li Chin que se queda en territorio africano en compañía de un apuesto galán que no es otro que Shantal, el más joven de los hermanos Kir, viejos amigos y aliados del Guerrero que ya aparecían de forma habitual en las aventuras clásicas de nuestro protagonista, pero no obstante ella seguirá enamorada y suspirando por el enmascarado, mientras éste se dirige hacia España con su familia.

Durante una temporada no sabemos nada de Li Chin hasta el penúltimo número de la colección, donde no pudiendo aguantar mas sin saber del Guerrero del Antifaz, quiere dirigirse a España para conocer el destino de nuestro protagonista. Así lo hace en compañía de su apuesto galán y los hermanos de éste. Aunque el muchacho está perdidamente enamorado de ella, no puede soportar su sufrimiento y accede a sus deseos de hacer este viaje. En el último número de la colección, en la ultima pagina vemos a Li Chin cabalgando hacia el Condado de los Picos, en busca de Don Luis para que éste le ayude a buscar a su amado y adorado Guerrero del Antifaz.

Ramiro y Ana María juntos en la lucha

El Guerrero, Ana María y su hijo Adolfito


Las Nuevas Aventuras por Luis Conde Martín



EL GUERRERO DEL ANTIFAZ

Envia tus mensajes a mi dirección de E-MAIL:
MBAYONA@teleline.es

(C) Copyright Mariano Bayona Estradera - 2003